Visión

¿Cuál es la respuesta del Proyecto Trama a la situación precaria de los trabajadores de la cultura, demostrada a través de su estudio “El Escenario del Trabajador Cultural en Chile”?

“El Escenario del Trabajador Cultural en Chile”, estudio realizado por el Observatorio de Políticas Culturales en el marco de proyecto Trama, viene a confirmar de manera cuantitativa una realidad observada por muchos y también la hipótesis que llevó al grupo de entidades socias del Proyecto Trama a presentar este programa a la Unión Europea, pues refleja de manera fiel las limitadas condiciones del sector cultural en Chile.

En Chile el trabajador cultural es el gran mecenas del arte y la cultura, quien sostiene el desarrollo cultural que en realidad está en constante equilibrio precario. Aunque la mayoría de los trabajadores son profesionales calificados, no logran vivir de su profesión o lo hacen de forma muy precaria, lo que a largo plazo limita la calidad y la diversidad en la oferta cultural en el país.

Para mejorar esta situación de los trabajadores de la cultura (artistas, técnicos y gestores), Proyecto Trama busca aumentar su empleabilidad y su sustentabilidad económica, a través de cuatro objetivos.

Más allá de la gran variedad de actividades, el gran aporte de Proyecto Trama reside en su forma de operar.
Queremos que Proyecto Trama cause un verdadero impacto, que sea más que la suma de sus actividades. Buscamos que (parte) de esta iniciativa logre replicarse y persistir en el tiempo.

Ver Más

ACCIÓN SISTÉMICA

La innovación de Proyecto Trama reside en trabajar de forma sistémica, abordando distintos ejes de manera simultánea. Es por ello que paralelamente se trabajan el fortalecimiento del mercado, la generación de políticas públicas, la profesionalización de los trabajadores y el fomento del respeto para los derechos laborales. Creemos que las actividades por separado no tendrían el mismo impacto en el empleo y la sustentabilidad económica que el trabajo sistémico y simultánea de las mismas, por más detonadoras que pueden ser individualmente (como pensamos que pueden serlo las incubaciones y la formulación de propuestas de políticas por ejemplo). Por lo mismo, el calendario del proyecto está organizado de tal forma que actividades de distintas tipologías se encadenan. Los participantes pueden por ejemplo pasar por distintos niveles de capacitación, pero también ir de una capacitación a una incubación (fortalecimiento del mercado) o aportar en la formulación de políticas públicas e informarse sobre sus derechos y asociatividad. De hecho, es esa profundidad en nuestra intervención y en el compromiso de los participantes lo que buscamos.
Por la misma razón, el equipo de Proyecto Trama se esfuerza por coordinarse con iniciativas de objetivos similares, porque estamos convencidos que uniendo fuerzas podremos aumentar el impacto de nuestro trabajo.
Y en ese contexto es de suma importancia mencionar que todo el material y aprendizaje generado por Proyecto Trama es “open source”, o sea, será compartido de forma abierta, al igual que el modelo de intervención sistémica que pensamos generar para finales de 2016.

EXPERTICIA Y CERCANÍA

Además de definir nuestras prioridades y estrategia de intervención en base a la información sólida y hasta ahora desconocida del estudio “El escenario del trabajador cultural en Chile”, nuestras coordinadoras regionales viven y trabajan continuamente en sus regiones respectivas, adaptando la estrategia de intervención a la realidad de su región (en toda su diversidad).
Lo que tiene en común el trabajo en las 4 regiones del proyecto, es la búsqueda por un alto grado de cercanía con los trabajadores de la cultura, interviniendo en el territorio de forma descentralizada, comprometida, sistemática y reiterada.
No buscamos necesariamente cubrir el 100% del territorio de cada región, pero elegimos estar donde más necesidad vemos y apertura sentimos. Concretamente significa que incluimos y muchas veces priorizamos localidades periféricas, y que organizamos actividades donde los trabajadores de la cultura, ya sean actores institucionales (encargados de cultura municipales por ejemplo) o de la sociedad civil (colectivo artístico o líder comunitario) muestren una buena acogida a nuestras actividades y nos ayuden a llegar a sus pares.
Proyecto Trama busca profundizar el efecto de nuestras actividades, a través de un compromiso a más largo plazo de nuestro equipo. Por ende se continúa el trabajo con un grupo de trabajadores, a través de actividades de distintos ejes de trabajo y durante los tres años del proyecto, gracias a actividades concretas y puntuales en terreno y un apoyo y contacto continuo.
En el curso de Proyecto Trama vamos escalando con todas nuestras actividades desde el nivel local y municipal, pasando por el nivel regional hasta el nivel entre regiones y nacional, ampliándonos a cada vez más trabajadores de la cultura.

ARTICULACIÓN

Proyecto Trama no tiene la ambición de reemplazar a las organizaciones de trabajadores ni a sus líderes y voceros existentes. Tampoco al Estado en su deber de atención al ciudadano, o a las empresas privadas y su potencial aporte a la cultura. Creemos que gracias a nuestra estructura y naturaleza -una asociatividad de 4 instituciones privadas con apoyo financiero de la Unión Europea y colaboración del CNCA- sumada a nuestra independencia y al compromiso real de todo el equipo con el destino de los trabajadores culturales de Chile, podemos articular una gran variedad de actores y potenciar su labor. Pensamos en sindicatos, gremios, universidades, en una diversidad de instituciones públicas –culturales como el CNCA, los consejos regionales, la DIBAM etc. y entidades de otros sectores como Trabajo, Educación, etc.- empresas privadas, organizaciones culturales de toda índole, sabiendo que en general existe poco diálogo entre esta variedad de actores.
Además tenemos la ambición de generar un nuevo tejido social y cultural , específicamente en regiones, provincias y localidades más periféricas donde no existen tales redes o son muy escasas, aprovechando las actividades de Proyecto Trama para generar vínculos duraderos entre trabajadores de la cultura y utilizando los contactos, el tiempo y el compromiso de nuestras coordinadoras para generar un entramado en cada región y con el tiempo entre regiones.
Para profundizar, por un lado, el contacto con los participantes en las diversas actividades y para llegar, por otro, a más trabajadores también fuera de las 4 regiones donde opera Proyecto Trama, estamos trabajando continuamente en www.proyectotrama.cl para que el sitio web sea un fiel reflejo de los productos y acciones generados, en cuanto a información, capacitación y articulación.

SISTEMATIZACIÓN DE LA INFORMACIÓN

El estudio “El escenario del trabajador cultural en Chile” expone datos inéditos entregados por el Catastro de Trabajadores de la Cultura, encuesta on line que durante el primer semestre de 2014 alcanzó a registrar la realidad de unos cuatro mil artistas, técnicos y gestores de las 4 regiones donde opera Proyecto Trama. Además, el estudio integra ciertos antecedentes dispersos en otras investigaciones y publicaciones y que, hasta ahora, no habían sido puestos en relación. Aparte de servir de línea bese del proyecto para poder medir su impacto y como base para la implementación de las actividades de Trama, es un aporte fundamental al sector cultural chileno que necesita esa información para la toma de decisiones.
Hasta inicios del 2017, Proyecto Trama tendrá en funcionamiento un registro de trabajadores que nos permitirá seguir identificando trabajadores de la cultura, conociendo información clave sobre su situación laboral y sumándolos a nuestra red. Seguiremos con la recolección de bases de datos e información cualitativa de otros actores, labor inconcluso con el estudio. Y sistematizaremos la implementación, el resultado y la metodología de cada una de nuestras actividades a miras de su persistencia en el tiempo. Con el mismo objetivo de aprendizaje y aporte, se buscará describir el modelo de intervención sistémica descrita más arriba.
Al inicio de 2017 se hará una profunda evaluación midiendo el impacto del proyecto completo y se actualizará el estudio.

EMPODERAMIENTO

En Proyecto Trama sabemos que solos no podemos solucionar la precariedad de la situación de los trabajadores culturales en Chile y que el destino está en manos de los mismos trabajadores organizados y empoderados, y también del Estado garante del derecho a la cultura.
En ese sentido Proyecto Trama quiere aportar con su articulación, capacitación y asesoría a ese empoderamiento. Ser un catalizador y acelerador de los procesos necesarios en ese camino. Porque creemos firmemente que los trabajadores de la cultura, como todo ciudadano, tienen el derecho a trabajar y vivir dignamente. Y porque estamos convencidos, además, que esto es necesario para cumplir con el derecho social de acceso a la cultura, contribuyendo a un desarrollo más integral, equitativo, participativo y solidario de nuestra sociedad y los individuos que la componen.

Volver