web1

Conoce los principales resultados de la evaluación final de Proyecto Trama

10 enero, 2017 por Equipo Trama

Una de las mayores contribuciones que alcanzó Proyecto Trama: Red de Trabajadores de la Cultura, fue entregar nuevos conocimientos para la actividad profesional y penetrar en segmentos más carenciados, según la evaluación externa realizada por la consultora Demoscópica entre septiembre y diciembre de 2016.

La medición se realizó integrando los resultados de grupos focales y de una encuesta que tomó como punto de referencia el Catastro de Trabajadores de la Cultura realizado a comienzo del 2014. Ésta convocó a artistas, técnicos y gestores culturales que asistieron intensivamente a las actividades del Proyecto y también a personas registradas que no participaron de manera directa.

En este contexto, las actividades formativas realizadas por Trama fueron altamente valoradas por los encuestados. A modo de ejemplo, entre los trabajadores de la cultura intervenidos, un 15% más que en la medición del 2014 reconoció haber pasado de un nivel nulo o bajo a uno medio en el diseño, formulación, gestión, producción y evaluación de proyectos. Además, los trabajadores de la cultura afirman que, gracias al Proyecto, tomaron consciencia de sus derechos laborales y de autor. Así, de los que participaron en Trama el 13,3% reconoce haber adquirido un alto nivel de conocimiento en esta materia, es decir, más del doble de quienes estaban al tanto el 2014, que solo llegaban a un 6,4%.

Otro aspecto que se valora de la gestión de Trama es la generación de contenidos. El estudio “El escenario del trabajador cultural en Chile” y la elaboración de manuales, códigos de buenas prácticas profesionales, la Agenda Trama y otros documentos fueron destacados como aporte sobre todo por quienes no fueron participantes activos, pero que siguieron de cerca el desarrollo de este programa.

Otros logros concretos que se destacan son la importante disminución de los trabajadores sin contrato, aumentando el contrato a honorarios (o contrata) y contrato indefinido. Si el año 2014 el 45,4% de los trabajadores de la cultura no poseía un acuerdo laboral firmado, el año 2016 este valor disminuyó a un 38,9%.

También subió la expectativa de pago por su labor y el número de afiliados a sistema de pensiones. Por último, se visualizan mejoras en el acceso a los espacios de creación y distribución de obras: en el año 2014 un 28,9% afirmaba que no le costaba distribuir su trabajo. El año 2016, esta cifra aumentó a un 33,4%.

Mención especial es el alcance que tuvo el Proyecto en los estratos socioeconómicos más bajos, con menores niveles de formación académica tradicional y de territorios periféricos, cumpliendo un rol facilitador y generador de puentes de desarrollo en los espacios culturales más necesitados de las 4 regiones donde operó.

En relación a modificaciones más profundas, como mejorar la empleabilidad o sustentabilidad económica, la evaluación concluye que el impacto de Proyecto Trama está en desarrollo y que por lo tanto estos cambios más sustanciales podrán determinarse con mayor claridad en un tiempo más.

Entramadas y entramados

Pero sin lugar a dudas, los aportes más relevantes de Trama tienen relación con el auto-reconocimiento de los artistas como trabajadores de la cultura y la posibilidad de ampliar las redes de contactos profesionales. En este sentido, Trama fue para los encuestados, una plataforma que facilitó la constitución de vínculos estrictamente laborales y otras redes de solidaridad y apoyo, que cuentan con “entramados” conectados entre sí y comprometidos con los valores y propósitos de Proyecto Trama.

De esta manera, uno de los principales resultados de Proyecto Trama es este tejido social que los propios trabajadores de la cultura, de manera empoderada, se dispusieron a articular y que, a partir de ahora, tendrán que mantener vigente para seguir avanzando hacia la mejora de sus condiciones laborales, económicas y sociales, aportando también al desarrollo del espacio cultural chileno.

Volver